Un punto valioso y todo se define en El Campín

Un empate bien manejado por parte de Millonarios lo mantiene en la parte alta de la tabla, con la primera opción para lograr el cupo a la fina. Una cancha y clima complicado, por pasajes, pasó factura en el conjunto bogotano.

 

La cancha del Sierra Nevada era territorio inexplorado para los embajadores, que regresaban a Santa Marta tras más de una década de ausencia del Unión Magdalena. El sol ardiente, la humedad y la brisa costeña recibían a Millonarios. Un primer tiempo donde el mediocampo azul no estuvo conectado, las falencias fueron aprovechadas por el local. Un juvenil aprovechó una desatención azul que parecía noqueado por el clima. Era apenas entendible que los azules dosificaran energías para el remate. No es humano jugar en esas condiciones y corriendo los 90 minutos.

 

La sombra se apoderó del estadio y Millonarios lo sabía, era su momento, de imponer el ritmo al que nos tiene acostumbrados y como se ha mostrado en todas las canchas del país. La velocidad de Román fue importante, mostrando sus dotes de atacante que se le veían desde que estaba en la cantera azul. Opciones por montones para empatar, pero la definición y la suerte no querían que el gol bogotano llegara. Un tiro libre milimétrico de Marrugo, la mala salida del portero local y el cabezazo de Cesar Carrillo le daban vida al conjunto de Pinto, sabían que ese punto significaba mucho teniendo en cuenta las condiciones del partido.

 

Millonarios quedó líder con 11 unidades, el Pasto sigue el paso con 10. Todo se define en la última fecha y los embajadores tienen clara las cosas: ganando están en la final. Es el único equipo que depende de sí mismo para lograr el pase. Un horario atípico ante América. Miércoles a las 3:15 p.m. en pleno horario laboral, pese a esto, se espera la asistencia masiva de la hinchada embajadora.

Sergio Cortes

Estudiante U Externado

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Millonarios