¡Se encienden las alarmas!

Después de jugar el jueves contra el Independiente en Argentina, Millonarios volvió a Colombia para enfrentarse a Junior, rivales a los que no derrota dese hace tres años en Barranquilla.

Bastó con los primeros 45 minutos para que los Tiburones liquidaran el partido. Empezaron a acercarse con un ataque por las bandas en donde la defensa azul no logró desequilibrarlos. La primera jugada peligrosa fue un tiro libre ejecutado por Marlon Piedrahita, pero apareció Wuilker Fariñez, que no permitió que el balón fuera bajo los tres palos.

A los 17 minutos, el árbitro pito un dudoso penal para los Rojiblancos. Luis Carlos Ruiz cobró y anotó el primer gol. Millonarios tratando de responder, se acercó a la portería de los rivales con un remate de Roberto Ovelar, que falló y aunque Henry Rojas volvió para el rebote erró y Sebastián Viera atajó el balón.

En el minuto 26, nuevamente el Junior se acercó con un centro de Piedrahita y un leve roce del balón en la rodilla de Figueroa terminaron por finiquitar el segundo gol. Después de esto, la gran labor fue de Fariñez, quien a diestra y siniestra impidió que el marcador aumentara.

No existió una conexión entre los jugadores Albiazules, sobre todo los refuerzos como Santiago Montoya y César Carrillo. Montoya, falló en los pases y tuvo un juego muy individual que genera la incógnita de si le cuesta asumir su rol de volante creativo. No llegaron los balones a Ayron ni a Ovelar, por lo que el área terminó completamente desolada por la pelota. Y Carrillo, no contribuyó en las labores defensivas, lo que generó que Matías de los Santos se moviera por el campo tratando de cubrir estos errores, descuidando a la vez sus propias tareas en el campo.

Ahora, la cereza que le faltaba al pastel: Juan Guillermo Domínguez tendrá 3 semanas de baja por una lesión meniscal. Aunque no es el jugador más indispensable, generaba asociaciones interesantes en el medio campo, lugar en donde Millonarios hoy por hoy comete sus más grandes errores.

Otro punto importante a resaltar es la dependencia que existe dentro del equipo Embajador respecto a Duque. Si bien, es de los mejores jugadores que actualmente tiene el plantel no debe convertirse en el único que cargue al hombro al conjunto azul.

Los hinchas se quejan de los refuerzos o se atreven a decir que lo de Millonarios ocurre por la ausencia de Miguel Ángel Russo. Si bien, puede que tengan razón, ni lo uno, ni lo otro se puede cambiar. Los Albiazules, tienen ya unos nuevos jugadores y otro director técnico. Por lo tanto, los trabajos en los entrenamientos deben ser rigurosos, explotando las habilidades de los deportistas y aportando a una visión más clara de lo que Gottardi quiere aplicar en la cancha.

Es claro que las cosas al interior del equipo no están bien, falta confianza de los jugadores en sí mismos, no se conectan en el campo y las ideas de juego no son interpretadas de la misma forma entre los deportistas y el director técnico.  Queda exactamente la mitad de la liga y los Albiazules están en el puesto 18 con 8 puntos. El jueves recibirán en el Campín a Alianza Petrolera que vienen de ganar frente a Jaguares 4 goles por 0.

Imagen de: Twitter @CaracolDeportes

Twitter: @MaryiRojas

 

Síganme en:
Maryi Rojas Ramos
Síganme en:

One thought on “¡Se encienden las alarmas!

  • March 19, 2018 at 3:18 pm
    Permalink

    Juega bien con el balón, pero no hay profundidad, los delanteros no tienen presición, los contragolpes no los aprovechan, Ovelar perdido…La directiva conforme con una nómina que no es competiva. Señores directivos Millonarios necesita una nómina que se haga respetar del rival como se lo merece millos…

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Millonarios